La re-narració d’històries, estratègia terapèutica amb nens amb dificultats en el desenvolupament del llenguatge

Article (en castellà) de Claudia Portilla, Sandra Cuadra, Silvia Ardanuy (CDIAP Aspanias), amb la col·laboració de la Dra. Angélica Sepúlveda (Universitat de Barcelona)

Como miembros del equipo de trabajo del CDIAP Aspanias, hace unos años que empezamos a profundizar en el estudio del desarrollo del lenguaje narrativo en la infancia puesto que una de las dificultades más acentuadas en los niños entre los 3 y los 6 años, es la poca capacidad que tienen para expresar sus propias experiencias y para explicar historias infantiles adecuadas a su desarrollo. Siendo uno de nuestros objetivos –entre muchos otros- el ayudar a los niños que llegan a nuestro CDIAP a mejorar tanto en la comprensión y expresión de sus propias vivencias, pensamientos y emociones, nos interesamos por indagar a nivel teórico y terapéutico, cuestiones relevantes sobre el desarrollo de la narración infantil.

Sessió de contacontes al CDIAP amb Maria Dolors Galí
Sessió de contacontes al CDIAP amb Maria Dolors Galí

Fue así como emprendimos el diseño de una intervención específica en el desarrollo narrativo de algunos niños y niñas con dificultades en el desarrollo del lenguaje, utilizando como estrategia terapéutica el recuento de historias. Esta estrategia que tienen que ver con “volver a contar” una historia escuchada a partir de un modelo adulto, ofrece al niño la estructura general en la cual puede encajar los elementos que ha ido interiorizando de la historia y es una situación en la que el terapeuta puede ofrecer unas ayudas más ajustadas a las producciones del niño. Con este trabajo quisimos argumentar la relevancia de este tema en el desarrollo cognitivo, emocional y del lenguaje en los niños en la primera infancia, iniciando una primera experiencia con la participación de un grupo de niños y niñas y cuyas familias fueron informadas en relación a los objetivos y metodología específica.

Como muchos autores han afirmado, la narración supone una creación, por parte del que narra, de la historia y su contexto para ser entendida por los oyentes (Snow, 1991 y  Petersen, Gillam, Spencer, & Gillam, 2010). Dado que las narrativas frecuentemente se basan en eventos que temporalmente no están presentes, los oyentes tienen que apoyarse exclusivamente en la eficiencia lingüística del que narra. Estos dos aspectos resaltan la necesidad de unas capacidades basadas en el lenguaje pero también en la cognición social por parte del que narra la historia y expone al mismo tiempo, que las narraciones se configuran desde muy tempranas edades. La capacidad narrativa es adquirida gradualmente, siguiendo un continuo en el desarrollo a partir de diferentes niveles de complejidad: la organización lingüística general de la historia (la macroestructura) y  unas características lingüísticas específicas (la microestructura) de lo que se narra. A nivel escolar esta capacidad es considerada como un indicador de evolutivo y es tenida en cuenta en las propuestas de enseñanza y aprendizaje de las competencias para pensar y comunicar.

Algunos de los objetivos que consideramos en nuestra propuesta de intervención con énfasis en el desarrollo narrativo fueron: posibilitar la integración de la información verbal y visual como generadora de expresión y comprensión; promover la comprensión auditiva a través del uso de estrategias para pedir repetición de lo que se dice o se piensa en las historias, para pedir aclaración y confirmación; y fortalecer la capacidad de describir eventos desde estructuras más sencillas hacia unas más complejas dependiendo del momento evolutivo de los niños. Asimismo, con este tipo de intervención intentamos establecer estrategias que repercutieran en la mejora de la comprensión e integración de la secuencia temporal como una capacidad conectada con los aspectos de autorregulación y autoconocimiento del niño.

Esta experiencia se ha llevado a cabo durante los últimos dos años y se ha caracterizado por ser una propuesta terapéutica de colaboración entre logopedia y psicología. Los resultados que hemos obtenido los podemos resumir en dos componentes principales: a) sobre la intervención directa con el niño y su familia y b) sobre los avances profesionales en la intervención. En relación a la intervención terapéutica directa hemos podido constatar cambios en el desarrollo narrativo del niño medidos con instrumentos sensibles a la intervención (como el Índice de Complejidad Narrativa de Petersen, Gilliam & Gilliam, 2008 y que hemos traducido del inglés). Sobre la intervención propiamente dicha, corroboramos la importancia de seguir indagando en nuevas formas de intervención basadas en la evidencia de los estudios más recientes en la intervención en el lenguaje. 

Close Menu