Escoger juguetes, una cuestión muy seria

jenga

Se acercan las fiestas de Navidad y empezamos a pensar en comidas familiares y regalos, sobre todo para los más pequeños de la casa. Ante la vorágine del marketing de las grandes marcas y su publicidad, debemos ser capaces de parar y reflexionar un momento sobre cuáles son los juguetes más adecuados para nuestros niños y niñas y hacer de nuestro consumo una herramienta de responsabilidad, tanto económica como educativa. Para ayudarnos, reproducimos aquí parte de un artículo del número 4 de la Revista GUIX escrito por Imma Marín y Sílvia Penón, especialistas en juego y educación. ¡Esperamos que os sirva!

Jugar es necesidad, un impulso primario y gratuito que nos empuja desde pequeños a descubrir, conocer y experimentar. El juguete tiene como principal función la de estimular el juego, proporcionando momentos divertidos y facilitando el ejercicio de las diversas habilidades y capacidades del niño.

Debidamente seleccionado y utilizado, el juguete es un elemento de primer orden en la educación y se convierte en un gran aliado en la tarea educativa. Permite que l niño se desarrolle en todas las áreas de su vida a nivel motriz, cognitivo, social y emocional. El juego hace que los niños sean conscientes de su actitud en cada momento y de sus emociones (si están preocupados, cansados, contentos…). También les ayuda a ser más flexibles a la hora de escuchar y respetar el ritmo de cada uno, a compartir, a observar…

Un juguete ha de permitir disfrutar, descubrir, inventar, razonar, tocar… ha de ser atractivo para el niño que la utilizará. Hace falta limitar el número de juegos y juguetes para evitar conductas caprichosas y enseñar al niño a gozar de lo que tiene. Para jugar no hacen falta muchos juguetes; el exceso es inversamente proporcional a las ganas de jugar. Cualquier objeto puede ser un juguete en las manos de un niño. Hace falta estimular su imaginación posibilitando que ellos mismos creen sus juguetes: cajas que se convierten en coches o camas para muñecas, pinzas de tender convertidas en personajes…

No hemos de pensar que los únicos o mejores juguetes que necesita un niño son aquellas que le podemos comprar. Tampoco creer que a cada sexo le corresponden unos juguetes que le son propios o exclusivos: las muñecas para niñas y los coches para niños. A menudo somos los adultos quienes convertimos un juguete en sexista. No olvidemos que las divisiones de género corresponden a hábitos culturales adquiridos.

En este resumen encontraréis un listado de juguetes recomendables pensado teniendo en cuenta las características evolutivas de cada edad.

De 0 a 6 meses:
Juguetes sonoros de madera o materiales naturales que el niño pueda manipular, coger, golpear…
Mordedores y otros materiales para explorar con la boca.
Móviles musicales de tela o madera que puedan verse y escucharse desde la cuna.
Mantas de actividades.
Trapecios con bolas, anillas, muñecos…, de colores vivos y que al tocarlos produzcan sonidos.
Pelotas y otros objetos que rueden o se desplacen.
Peonzas grandes y tozudos para observar el movimiento.

De 6 meses a 1 año:
Colchoneta de poco grosor semirrígida (llamada márfega, habitual en los gimnasios) para realizar juegos en el suelo. Facilita la observación y la exploración de los juguetes.
Encajes sencillos de madera.
Juguetes que floten para poder jugar en el agua.
Objetos que rueden: pelotas, coches…
Móviles que cuelguen y juguetes con sonido y movimiento.
Cajas de música para observar el movimiento de los muñecos y escuchar el sonido.

De 1 a 2 años:
Juguetes para empujar y arrastrar, paseadores y triciclos sin pedales.
Animales grandes y pequeños de trapo o goma.
Construcciones de piezas grandes.
Encajes apilables y juegos de anillas.
Objetos para llenar, vaciar, enroscar y desenroscar.
Tapones grandes, botellas vacías y embudo para jugar con agua.
Cuentos de cubierta rígida.
Elementos musicales sencillos: sonajeros, tambores…
Música grabada para escuchar.
Reproducciones de elementos de la vida cotidiana para iniciar juego de imitación: teléfono, cestita, cocinitas…
Muñecas de trapo o goma flexibles, no demasiado grandes, con accesorios sencillos.
Vehículos con personajes para ponerlos y quitarlos.
Pequeñas marionetas, muñecos de cuerda.
Elementos para esconderse dentro.
Utensilios para jugar con arena y agua.

De 2 a 3 años:
Paseadores y triciclos.
Pelotas grandes y pequeñas para chutar y lanzar.
Construcciones de piezas grandes y medianas, juegos de imanes de piezas grandes.
Otros elementos para juego de construcción: maderas de distintas medias de goma o madera, muñecos, carreteras, vías, trenecitos…
Vehículos con personajes para poner y quitar.
Elementos de juego simbólico: muñecas con vestidos, cochecito, cuna, cocinitas, teléfono, camiones, coches, elementos para hacer circuitos, disfraces sencillos, animales de madera o plástico.
Cuentos con ilustraciones diversas.
Marionetas.
Utensilios para jugar con arena y agua.
Material para empezar a pintar: pizarra, pintura de dedos, pinceles con diferente grosor.
Instrumentos musicales sencillos.
Música grabada para escuchar.
Juguetes mecánicos con sonido y movimiento que el niño pueda accionar.
Casa para meterse dentro, tubo de gateo.
Juegos multimedia sencillos.

De 3 a 4 años:
Coches con pedales, patines y bicicletas con cuatro ruedas.
Bolos y pelotas.
Material para pintar: lápices de colores, ceras…
Construcciones de piezas pequeñas.
Utensilios para jugar con arena y agua.
Puzzles de entre 10 y 15 piezas, dómino de imágenes, lotos…
Marionetas.
Granjas, barcos, casitas y personajes o animales en miniatura.
Elementos de juego simbólico (coches, cunas, cocinitas, maletín de médicos, camiones, disfraces sencillos…)
Juegos multimedia sencillos.

De 4 a 5 años:
Triciclos con pedales y bicicletas de cuatro ruedas y patines de tres ruedas.
Juegos para hacer puntería (diana con bolas que se pegan…).
Construcciones de piezas pequeñas de encaje y enroscar
Puzzles de hasta 24 piezas.
Bolas para enhebrar.
Plastilinas y pastas para modelar.
Cuentos para explicar historias sencillas.
Juegos parar pintar y dibujar.
Elementos de juego simbólico (coches, cunitas, cocinitas, maletín de médicos, camiones, disfraces sencillos…)
Juegos multimedia sencillos.

De 5 a 6 años:
Bicicletas y patinetes.
Juegos de anillas, bolos…
Peonzas.
Bolitas pequeñas para enhebrar.
Construcciones de piezas pequeñas de encajar y enroscar.
Plastilinas y pastas para modelar.
Disfraces.
Cuentos para explicar historias.
Juegos para pintar y dibujar.
Marionetas.
Tienda o casita de ropa para jugar dentro.
Elementos de juego simbólico (coches, camita, cocinitas, camiones, juegos de peluquería, maletín de médicos…)
Juegos de mesa: damas, oca, dómino de números, juego de memoria, cartas, lotos, juegos de asociación o deducción, conectores de preguntas y respuestas…
Juegos multimedia sencillos.

Close Menu