En el Día de la Salud Mental Materna recordamos la importancia de cuidar a las madres

Es hora de dejar atrás el estigma, la culpabilización y el desconocimiento hacia la salud mental de las madres

Aquesta imatge té l'atribut alt buit; el seu nom és pexels-kristina-paukshtite-3270224-1024x683.jpg
  • ¿Lo sabías? El Día Mundial de la Salud Mental Materna existe desde 2016 y se celebra el primer miércoles del mes de mayo, con la intención de visibilizar los problemas de salud mental durante el embarazo y después del nacimiento del bebé.
  • En Aspanias creemos que la salud mental materna es uno de los grandes temas olvidados, también en la crianza de hijos con necesidades especiales y que requiere una atención prioritaria.
  • Como cualquier persona, las mujeres pueden tener problemas de salud mental y eso no significa que sean «malas madres», sin embargo, todavía hay mucho estigma social al respecto.

La maternidad no es fácil. Muchas mujeres se sienten juzgadas por tener dificultades a la hora de afrontar esta etapa y esto repercute en su salud mental. Frecuentemente, este malestar no se expresa por miedo a ser señaladas como «malas madres» y por la presión social errónea de que «las madres pueden solas con todo». Como consecuencia, esta situación puede repercutir en el vínculo con el bebé y las madres pueden experimentar culpa, incomprensión y soledad.

Pedir ayuda resulta más complicado si sigue habiendo este estigma, culpabilización y desconocimiento. Sensibilizar a la población mundial de la salud mental de las madres es lo que pretende el Día Mundial de la Salud Materna: concienciar de los problemas que pueden sufrir las mujeres en el periodo perinatal y en la maternidad y recordar la importancia de ofrecer recursos para prevenir, detectar y tratar estos trastornos mentales. La salud mental de las madres también importa.

¿Qué problemas de salud mental pueden estar vinculados a la maternidad?

Dia de la Salud Mental Materna

Trastornos propios del periodo perinatal

Desde la depresión postparto, la ansiedad o los trastornos de estrés postraumático, hasta las dificultades en la lactancia, el duelo de perder un bebé, la infertilidad o el duelo de gestionar la discapacidad del hijo/a. También las transformaciones personales y corporales que sufren las mujeres en el proceso de convertirse en madre y después del embarazo. El abanico de posibilidades de trastornos en el periodo perinatal es más amplio de lo que conocemos, lo que demuestra la falta de información y conciencia sobre la salud mental materna.

Para gestionar todas estas situaciones las mujeres necesitan apoyo externo, ser acompañadas en el proceso, comprendidas y respetadas por sentirse así. Y, por supuesto, necesitan más información sobre lo que les ocurre y recursos para tratarlo.

Según Infocop, 7 de cada 10 mujeres ocultan o minimizan sus síntomas.

Además de la salud mental perinatal, muchas mujeres ya sufrían trastornos mentales antes de su maternidad. Es importante concienciar que especialmente esas mujeres en situaciones más vulnerables se sientan acompañadas y cuenten con el apoyo profesional imprescindible para atravesar esta etapa. Algunas se sienten avergonzadas por ello, pero es importante recordarles que recibir ayuda es un derecho, sea cual sea su diagnóstico.

De igual manera, pueden ser distintas las causas que impactan y deterioran todavía más la salud mental materna: las dificultades económicas, el estrés laboral, la violencia de género, la falta de apoyo social, los conflictos familiares, la falta de descanso… Todo influye en el bienestar de las mujeres, a la vez que lidian con el embarazo, posparto, la maternidad y sus dificultades.

Soy madre y necesito ayuda, ¿cómo la pido?

Sentirse sola, desbordada o incomprendida no tendría que ser sinónimo de ser madre. El nacimiento de un hijo y la crianza son etapas llenas de retos, en las que la mujer necesita ser cuidada, acompañada y atendida. No solo deben ser reconocidas como madres, sino como mujeres con sus propias vulnerabilidades y sentirse aceptadas y abrazadas por ello.

A diferencia de otras sociedades y otros tiempos, actualmente en las ciudades se ha perdido la tribu de abuelas, tías y otras madres que sostenían, acompañaban y enseñaban a la nueva madre. Como nos explica Lorena García (Coordinadora del SAT Aspanias y organizadora del grupo de apoyo familiar), «ha crecido el sentimiento de soledad, aislamiento y culpa en las madres, ya que han crecido con la falsa idea de que la maternidad es fácil y que, por el hecho de ser mujeres, ya deben saberlo todo sobre crianza y cuidados de un hijo/a».

En Aspanias podemos ayudarte. Acompañamos a las madres con hijos pequeños y adolescentes con discapacidad intelectual y/o trastornos del desarrollo.

  • Si eres una madre con un hijo/a con discapacidad intelectual y/o trastornos del desarrollo (TDAH, TEA, dislexia, trastornos del aprendizaje…) y necesitas ayuda, solo tienes que contactarnos.
  • Sabemos que crear una red de apoyo en la crianza de hijos con necesidades especiales es fundamental. Por eso, ofrecemos un grupo de apoyo familiar (presencial y online) que organizamos el primer martes de cada mes. En él ofrecemos a las madres y familias un espacio de confianza, recursos y expresión, donde compartir todo tipo de preocupaciones, dudas y aprendizajes para no sentirse solas.

Si no te encuentras en esta situación, pero quieres ayudar a otras madres y familias que lo necesiten, puedes hacerte socio/a aquí.

Redacción: Miriam Díaz – Comunicación Aspanias

Cerrar menú